Hoy quiero pedir...

Hoy quiero pedir por los niños que dejan sus dedos llenos de chocolate en todo lo que tocan, que saltan en los charcos y arruinan sus pantalones nuevos, que comen dulces antes de de las comidas; “Como Emilce” y que nunca encuentran sus zapatos a la mañana “Como Matías”.
Quiero pedir por los niños que miran a los fotógrafos desde atrás de los alambres de púa, que jamás han caminado por la calle con un par de zapatillas nuevas, ni han jugado “encantados”, y que han nacido en lugares que nosotros no recorreríamos nunca.
Quiero pedir por los niños que nos dan besos pegoteados de caramelo y ramos de flores, que duermen con su perro y quieren enterrar sus pececitos, que nos abrazan fuertemente y olvidan el dinero para la merienda, que esparcen la pasta de dientes por todo el baño, que observan, con ojos asombrados, a su padre cuando se afeita, “como lo hace Benjamín”, y a su madre cuando se maquilla, “como lo hace Martina”, y hacen ruido cuando toman la Sopa.
Quiero con toda mi alma, por los niños que; rara vez, han comido postre, que no tienen ropa favorita, que ven a sus padres sufrir, que se acercan a nuestros autos en cada esquina, mendigando con sus ojos, que no tienen baño para bañarse, que su foto aparece en las comisarías y no en el escritorio del Papa.
Quiero pedir por los niños cuyas pesadillas suceden a plena luz del día, que comen lo que encuentran y duermen bajo el cielo, abrigados por diarios, qué pelean por su turno en el semáforo para hacer sus malabares cada tres luces rojas, y pasarle las pelotas al otro para que siga “juntando”,quiero pedir por los niños que nunca han ido al dentista, que no tienen domicilio.
Quiero pedir por los niños que les gusta que los carguen en brazos y por los que “deben” ser cargados,”como Santiaguito” por los que se dan por vencido y por los que siguen luchando”como Maite”…

Quiero pedir por los niños que salen de un hogar en micro hacia el jardín, y esa es su mejor salida, por los que caminan entre los autos
Por todos esos niños, quiero pedir el día de hoy, porque todos pudieron o pueden llegar a ser mis hijos, porque todos son valiosos y dan una nueva forma de amor a nuestra vida y una razón para vivir, porque ellos nos hacen sentir la necesidad de comprometernos a construir un país mejor, mas justo. Mas equitativo…
Te ruego por los niños, Señor, porque ellos son la muestra de que aún no perdiste la esperanza de los Hombres…

Anónimo

2 comentarios:

Cecilia Fernandez dijo...

...
Me dejaste el corazón con agujeritos
Realmente es hermoso el texto. también quiero pedir por ellos

Abrazos =)

wallyzz dijo...

Abrazo Cecil...
Lindo ese viaje,no?